Volver a volar

Laura miró a lo alto de la escalera. Era una larga escalera semicircular, dividida en tres ramos de altos peldaños de mármol veteado. Al final de la escalera se abría un mirador tras el que se un largo pasillo se perdía en el interior del amplio edificio. Y al final de aquel pasillo…

Suspiró, luego sonrió ampliamente.

—Ahora sí…

Acercó su silla de ruedas al mecanismo de la reluciente silla salvaescalera que acababan de instalar en en lateral de la curvada escalera. Accionando el botón, el mecanismo se puso en movimiento con un suave zumbido.

Mientras los primeros peldaños iban quedando atrás no pudo evitar pensar en el pasado: cuando contaba con tan solo cinco años volaba sobre aquella escalera, saltando los peldaños de cuatro en cuatro. Cuando lo hacía pensaba que volaba sobre los peldaños veteados. Continue reading “Volver a volar”

Vacaciones soñadas

romerdenia-propiedades_5b1675a7ad3ea-520x347.jpg

—¡Lo he encontrado!

Elena miró a su mujer desde la terraza, donde miraba el tránsito incesante de la gente en la calle. En su mano humeaba una gran taza de café con leche. Patricia siempre desayunaba de la misma forma, apurando los pocos minutos que tenía antes de ir a trabajar en su atalaya del balcón.

Patricia se volvió levemente y dio un largo sorbo a su café.

—¿Qué has encontrado qué?

—El lugar con el que soñé. El lugar donde vamos a pasar nuestrasw vacaciones.

Aquello por fin llamó la atención de Patricia. Se terminó el café de un sorbo y cerró la puerta de la terraza. Los ruidos de la ciudad se desvanecieron al instante, sumiendo la casa en un silencio casi sonoro.

—¿El sueño de la casa que has tenido estos días? Continue reading “Vacaciones soñadas”

Puja

4e3cc5dba061225b1d6de146dd51f222.jpg

Esteban llevaba años viviendo con una voz interior. Esa voz era a veces encantadora, a veces desagradable. Le pedía cosas, pero Esteban siempre la ignoraba. No era un necio. Esa voz… Había aprendido a dominarla.

Pero era molesta, no le permitía vivir con normalidad. Aun habiéndola dominado, a veces sus palabras le hacían mella…

Por fin, cuando Esteban cumplió cuarenta años, se decidió a acallarla de una vez por todas. Se metió en mil y un cursos de autoayuda, buscando algo que acallara a la voz. Emprendió viajes en busca de conocidos gurús. Se sometió a curas experimentales… Se ofreció a probar todo menos la ayuda de un psicólogo. No era una enfermedad mental, no era locura. Aquella voz era física, existía. Era real. Puede que estuviera solo en su cabeza, pero no era una invención. Continue reading “Puja”

Cumpleaños

cumple_top

—Estamos de vuelta después de la publicidad, hemos recargado pilas y vamos…

De repente, con un zumbido, el estudio se quedó a oscuras, tan sólo iluminado por el tenue resplandor de las dos luces de emergencia. Lorena compuso un mohín, compungida.

—¡Iván que se ha ido la luz! —gritó al gran cristal que separaba el estudio de la sala de controles donde su compañero controlaba los niveles de sonido del programa, tan a oscuras como el propio estudio.

Nadie respondió. Lorena resopló y, tras unos segundos, se levantó de la mesa y se acercó a la puerta que separaba las dos salas, preocupada.

—¿Iván? Vale ya hombre, deja de jugar… Continue reading “Cumpleaños”

Reto 22/52 – La caja de madera, parte 3

caja-top

(Parte 1, parte 2, parte 3)

No se podía creer lo que acababa de escuchar decir al trasto aquel. Se acercó al aparato rectangular y delgado, todo pantalla sin botones. Sin saber muy bien qué hacer, se acercó a ese rectángulo oscuro y habló tan fuerte como pudo, mirando a la máscara dibujada sobre la pantalla.

—Amanda no está, soy su madre. ¿Qué ha dicho de Nicolás? ¿Qué es eso de que está con él? Nicolás está conmigo, con su abuela.

Hubo un silencio breve, seguido de un murmullo apartado. Luego, la voz volvió a salir de ese cacharro. Continue reading “Reto 22/52 – La caja de madera, parte 3”

Reseña: Profecía (Crónicas Arcanas I)

 

Autora: Clara S. Melongena (@diarioberenjena)
Longitud: 72 páginas
Página web: https://enelbosqueestoy.wordpress.com/
Lee el bolsilibro: 
https://lektu.com/l/clara-jimenez/profecia-cronicas-arcanas-i/8586

profecia_cronicas_arcanas_i_8586_82WGEZAX.jpg“La orden Magicae existe desde tiempos remotos, velando por la seguridad de quienes eran perseguidos por practicar la brujería. Ahora, la amenaza de viejos enemigos y una profecía harán temblar sus cimientos de siglos de historia. Zarza, una maestra reputada de la orden, tiene la tarea de encontrar una solución… pero quizá no es la que esperan. Quizá el tiempo de las profecías haya llegado a su fin.”

El formato del bolsilibro me tiene loco desde hace unos meses, cuando empecé a consumirlo más. Parte de culpa la tiene mi reciente falta de tiempo -paternidad y esas cosas-, que me ha hecho apreciar las historias más pequeñas y autocontenidas. Y he descubierto una cosa: más corto no significa con menos contenido, no. Muchas de estas novelas breves, novelletas o bolsilibros (como se llamen) tienen historias la mar de complejas que su brevedad incluso realza.

En este bolsilibro Clara crea una historia de fantasía con su inicio y su final, algo complicado de encontrar en la fantasía de hoy en día (yo mismo soy culpable de iniciar sagas…). Y lo hace creando un mundo propio en el que la magia y las criaturas sobrenaturales se entremezclan con los humanos moradores del mundo “normal”. Y lo hace muy bien.

No voy a hablar mucho de la historia que se narra; con el breve apunte de la sinopsis es más que suficiente para despertar el interés. Voy a comentar un poco más la escritura, los personajes y el trasfondo.

Crear un mundo de fantasía puede ser algo titánico. Es, desde luego, algo contrario al concepto de los bolsilibros. ¿Como lo ha hecho la autora de Profecía? A mi entender, dividiendo la definición del mundo en varios libros autocontenidos. Porque si, la historia empieza y termina, pero queda muy abierta a continuaciones. Algo que ese “I” de la portada deja aún más claro. En este primer volumen Clara describe las órdenes mágicas que conviven con los humanos, los escondrijos secretos en el que las criaturas mágicas se ocultan y protegen y lo que sucede cuando el velo que separa ambos mundos cae.

Todo esto lo hace desde la perspectiva de varios personajes interesantes (casi todos en el bando de los “buenos”, para entendernos) y algunos un poco más planos (casi todos en el bando de los “malos”, igualmente es una agrupación personal que no hay que tomar al pie de la letra), pero que no desentonan y cumplen su papel. Todos estos personajes llevan la historia a la perfección.

La escritura es sencilla y directa, muy fácil de leer. Tiene muchos toques de humor, aunque menos que “Pies de pato”, otra historia corta de Clara que ya reseñé en el blog. Esto viene a evidenciar que aunque el estilo de la autora se mantiene, estamos aquí ante una obra más “seria”, de mayor calado.

Mención especial al cuidado que ha puesto la autora en hacer una novela respetuosa con todas las identidades de género, uno de los grandes asuntos pendientes de la literatura actual. Este es un punto que se nota que va cambiando poco a poco, haciendo nuestra literatura cada vez más inclusiva. Algo muy bueno y necesario.

Es, en definitiva, un bolsilibro que se lee de un tirón y entretiene a cualquiera, sea amante de la fantasía o no. Está disponible de forma gratuita en Lektu, por lo que no hay excusa que valga.

Sobre la autora:

iejr7sxzt_u.jpgClara Jiménez toma su apellido artístico del nombre científico de las berenjenas (Solanum melongena). Es una autora multidisciplinar que comparte en su blog personal relatos y canciones, pues su otra pasión es la música. Podéis escuchar sus creaciones como cantautora en su página de Soundcloud.

En su literatura prima el humor y la fantasía. Además, añade unas ilustraciones supermonas a sus textos, algo que se agradece enormemente. Actualmente ha publicado dos bolsilibros en Lektu:

  • Pies de pato
  • Profecía (Crónicas Arcanas I)

Además, organiza un pequeño pero divertidísimo reto literario llamado -como es lógico- Torneo Remolachachi. Un pequeño concurso literario en el que he tenido el honor de participar y con el que me he divertido tremendamente. Podéis leer más sobre él aquí y en su cuenta de Twitter.

Reto 21/52 – La caja de madera, parte 2

caja-top

(Parte 1, parte 2, parte 3)

—¿¡Qué hay en la caja!?

Nicolás se había acercado furtivamente a la caja que reposaba en el aparador, tras las puertas de cristal cerradas. Por algún motivo desconocido, había decidido rematar su sigiloso acercamiento con un movimiento de kárate muy peliculero y una frase exclamada a voz en grito.

Luz se levantó del sofá en el que se acababa de sentar hacía apenas unos minutos —en la televisión Belén Esteban seguía repitiendo la misma frase una y otra vez por el capricho de un realizador que pensaba que aquello era la mar de divertido— y le dio un pescozón a su nieto. Continue reading “Reto 21/52 – La caja de madera, parte 2”