Reto 1/52: Division by zero

1671124

Las dos astronautas se miraron con cara de circunstancias por enésima vez. Luego volvieron a pegar sus caras al cristal reforzado que las separaba del vacío.

—Cada vez está más frío…

Las luces de la nave se habían apagado muchas horas antes. Las pieles negras de las dos astronautas parecían desaparecer en la oscuridad interior, teñidas a segundos alternos del rojo de las luces parpadeantes de emergencia.

—¿Ha cambiado algo, Wangari?

La aludida se acercó de un salto hacia la única pantalla que estaba aún encendida en el cuadro de mandos. Bajo los colores negro, rojo y verde de su bandera, una frase permanecía estática:

«Catastrophic cascade failure, caused by a wrong autopilot operation: division by zero in module KControllerEngine. Unable to continue.»

Se encogió de hombros.

—No, le temo que seguimos bien jodidas…

Lentamente, Wangari volvió al lado de su compañera, que seguía pegada al cristal. El pequeño punto negro que había causado el fallo en el software de su nave había ido creciendo cada vez más, a medida que los iba atrayendo hacia su interior. Ahora, su tremenda masa abarcaba la práctica totalidad de la vista.

—¿Sabes, Abuya?

Ella la miró brevemente, antes de volver a pegar la mejilla al cristal.

—¿Qué?

—Me acabo de acordar de un chiste. Es uno de esos chistes de astrofísicos sin demasiada gracia, pero ahora nos viene al pelo.

—¿En serio,Wangari? —resopló—. ¿Un chiste de astrofísicos? ¿Ahora?

Wangari sonrió.

—Te lo voy a contar. Dice: «Los agujeros negros son esos puntos donde Dios se ha equivocado y ha dividido por cero.»

Ambas se quedaron en silencio. Luego, ambas rompieron a reír. Rieron durante minutos, golpeándose los muslos. Rieron hasta llorar.

Cuando por fin se calmaron, la superficie negra ya cubría por completo el exterior de la nave.

—Quizás no ha sido el agujero negro quien ha provocado el fallo del piloto automático, quizás el fallo ha provocado ese agujero negro. Quizás seamos nosotras las responsables de nuestra propia muerte…

Abuya inspiró profundamente, sin dejar de sonreír, y agarró fuertemente la mano de su compañera.

—Una teoría interesante, Wangari.

Empezaron a sentir una presión extraña a su alrededor. Finalmente, incluso la pantalla y la luz roja parpadeante dejaron de funcionar.

—Me da algo de rabia.

—¿El qué?

—Me hubiera gustado que el último chiste que escuchase antes de morir no fuese tan rematadamente malo…

Relato registrado en el Ministerio de Cultura. Por favor, contacta conmigo si deseas conocer los números de registro. Quedan prohibidos, dentro de los límites establecidos por la ley y bajo los apercibimientos legales previstos, la reproducción total o parcial de esta obra por cualquier medio o procedimiento, ya sea electrónico o mecánico, el tratamiento informático, alquiler o cualquier otra forma de cesión de la obra sin autorización previa.

2 respuestas a “Reto 1/52: Division by zero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s