Reto 28/52 – Karma (parte 1)

karma-top.png

—Te quiero, preciosa.

Marisa respiraba suavemente, con la cara vuelta. Su pecho se movía tan suavemente que había que fijarse para detectar el movimiento de la respiración.

—Te quiero, te quiero, nunca me cansaré de decirtelo.

Ramón, en cuclillas a su lado, le acariciaba la mano, con el rostro serio.

—Sé que no todos los momentos son buenos, ambos tenemos un carácter difícil. Pero nos queremos, que es lo más importante. Debemos aprender a tolerar nuestros pequeños defectos…

Marisa seguía con la cara vuelta.

—Te quiero tanto que toleraría casi cualquier cosa que hicieras, mi amor. Casi cualquier cosa. Debemos olvidar lo malo, hacer que nuestra historia no se vaya por la borda. No, no, no. —Ramón negó vigorosamente con la cabeza y apretó levemente la mano de Marisa. La mujer dio un respingo involuntario—. No lo permitiré por nada del mundo. ¿Y tú?

La mujer no se volvió. Tampoco respondió.

—Sé que tú tampoco lo permitirías. Porque también me quieres, tanto como te quiero yo. Mírame, Marisa.

La mujer, reacia en un primer momento, acabó encarándose finalmente con Ramón. Tenía la mejilla derecha amoratada, surcada por un gran arañazo que aún sangraba ligeramente. El ojo de aquel lado estaba totalmente cerrado por la hinchazón. El izquierdo, sin embargo, estaba anegado en lágrimas, y muy abierto por el miedo.
Ramón acarició la mejilla sana.

—Sabes que no te miento, amor. Toleraría casi cualquier cosa que hicieras. Pero te lo he dicho muchas veces. Nunca, nunca te metas en como educo a mi hijo. Ni te atrevas a darme órdenes. Yo soy el hombre de la casa, tú eres la mujer. Tan solo tienes que aceptar el orden establecido. ¿Acaso es tan difícil entender eso? Todo sería tan sencillo si no insistirles en rebatirme… Yo no quiero pegarte, mi amor. Me duele a mí más que a tí, te lo aseguro.

Volvió a acariciar la mejilla de Marisa.

—Te quiero tanto… Espero que entiendas que esta es mi forma de demostrártelo.

El hombre sonrió levemente.

—Sí, te pego porque te quiero, mi amor. Te quiero más que a nada en este mundo.

Relato registrado en el Ministerio de Cultura. Por favor, contacta conmigo si deseas conocer los números de registro. Quedan prohibidos, dentro de los límites establecidos por la ley y bajo los apercibimientos legales previstos, la reproducción total o parcial de esta obra por cualquier medio o procedimiento, ya sea electrónico o mecánico, el tratamiento informático, alquiler o cualquier otra forma de cesión de la obra sin autorización previa.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s