Reto 27/52 – Doctor Chéjov

chejov-top.png

—Pero a ver, doctor Chéjov, ¿me ha visto bien? Mire, míreme bien la lengua. ¡Está roja, toda roja!

El doctor recién licenciado suspiró, al otro lado de la mesa.

—Si, señor Sobolev. Está roja. Como la de todos.

—¡No, no está como la de todos. Usted acaba de llegar a Voskresénsk, no nos conoce. Las cosas no son aquí como en el resto de Rusia. Y, sobre todo, no conoce aún a mi familia. Nuestro linaje está maldito, por nosequé indecencia que hizo un tatarabuelo mío con un oso que encerraba al espíritu de… Bueno, eso no viene al caso. La cosa es que no somos normales. Tenemos algo dentro, algo malo. Continue reading “Reto 27/52 – Doctor Chéjov”

Reto 26/52 – Amigo dictador

dictador-top

El conde Vikam Kashire se mesó la afilada y bien recortada barba, volteó el reloj de arena y se encaró con su reflejo en el espejo. Sonrió ampliamente y levantó el dedo índice de forma teatra.

—Queridos súbditos. Sé que los hechos del último año os han hecho recelar. Fue una triste desgracia que nuestro antiguo monarca, Keridan III, muriera de aquella manera ,asesinado de aquella forma tan vil. Me tomé la licencia de tomar su lugar ante el gobierno del país tan solo por responsabilidad. Vosotros necesitáis un líder fuerte, y yo creo humildemente que soy el más indicado para ello. Lo creía entonces y lo sigo creyendo ahora.

Vikam pensó en hacer una pausa para esperar a la ovación hasta que se dio cuenta de que era posible que no recibiera ninguna. Las revueltas, las dichosas revueltas… Continue reading “Reto 26/52 – Amigo dictador”

Reto 25/52 – Choque de esferas

esferas-top

El lobo blanco abrió los ojos de golpe.

Se levantó, con esfuerzo.La cabeza le dolía terriblemente, y tenía el costado dolorido. Miró a su alrededor. Estaba en una especie de vivienda de techo muy bajo, tanto que era incapaz de ponerse del todo en pie. Los muebles eran agradables, de madera clara, y la luz entraba a raudales por unas claraboyas circulares.

—¿Donde… estoy?

Bajo sus pies había una mesa destrozada. Ahora comprendía por qué le dolía tanto el costado, debía haber aterrizado sobre ella, cayendo desde… No sabía desde dónde había podido caer. Ni cómo había llegado a aquel lugar.

De repente, su medallón comenzó a vibrar ligeramente. Geralt cogió instintivamente la espada, para encontrarse con una vaina vacía. Masculló entre dientes, preparándose. Unos pasos se acercaban desde otra sala. Finalmente, vio a un ser bajo, achaparrado, de rasgos que parecían más animales que humanos. Continue reading “Reto 25/52 – Choque de esferas”

Reto 24/52 – Puertas en la oscuridad

ceguera-top.png

Puertas cerradas. Eso era todo lo que Celia era capaz de encontrar a su alrededor. Puertas cerradas, una tras otra, en una sucesión imposible. Era como si aquella gran sala estuviera rodeada de puertas, algunas de ellas separadas por apenas unos centímetros.

Todas eran diferentes. Algunas eran rugosas y altas, de marcos gruesos y madera basta; otras eran bajas, como hechas para un chiquillo; algunas estaban pulidas como si fueran de mármol en vez de madera.

Celia sollozó, con las palabra de su captora aún resonando en su cabeza.

—Tan solo tienes una hora para hallar la salida,Celia, amiga mía. Tan solo una hora, luego yo misma me encargaré de que mueras. Lo haré con mis propias manos, te lo aseguro. Continue reading “Reto 24/52 – Puertas en la oscuridad”

Reto 23/52 – Lucecita

destello-top

“Ve, lucecita mía.”

Con un susurro, el destello se despegó del sus hermanas y empezó a revolotear alrededor de la enorme esfera luminosa. Giró sobre sí misma varias veces, luego trazó espirales y se desplazó a toda velocidad en direcciones aleatorias. Los otros destellos, sin dejar de agarrarse unos a otros con fuerza, se iluminaron a diferentes frecuencias a modo de despedida.

“Te están esperando. Adéntrate en la oscuridad. Ve.”

Sin esperar ni un segundo más, el destello se lanzó hacia la oscuridad impenetrable que rodeaba a la esfera luminosa. Al principio la oscuridad era intangible, pero pronto empezó a sentirla, densa, húmeda, viscosa.

“Suerte, hija mía. Ve y existe. Y nunca dejes de brillar.”

La oscuridad se empezó a teñir de rojo oscuro. A la vez, el destello empezó a escuchar unos gritos lejanos. Continue reading “Reto 23/52 – Lucecita”

Reto 22/52 – La caja de madera, parte 3

caja-top

(Parte 1, parte 2, parte 3)

No se podía creer lo que acababa de escuchar decir al trasto aquel. Se acercó al aparato rectangular y delgado, todo pantalla sin botones. Sin saber muy bien qué hacer, se acercó a ese rectángulo oscuro y habló tan fuerte como pudo, mirando a la máscara dibujada sobre la pantalla.

—Amanda no está, soy su madre. ¿Qué ha dicho de Nicolás? ¿Qué es eso de que está con él? Nicolás está conmigo, con su abuela.

Hubo un silencio breve, seguido de un murmullo apartado. Luego, la voz volvió a salir de ese cacharro. Continue reading “Reto 22/52 – La caja de madera, parte 3”

Reto 21/52 – La caja de madera, parte 2

caja-top

(Parte 1, parte 2, parte 3)

—¿¡Qué hay en la caja!?

Nicolás se había acercado furtivamente a la caja que reposaba en el aparador, tras las puertas de cristal cerradas. Por algún motivo desconocido, había decidido rematar su sigiloso acercamiento con un movimiento de kárate muy peliculero y una frase exclamada a voz en grito.

Luz se levantó del sofá en el que se acababa de sentar hacía apenas unos minutos —en la televisión Belén Esteban seguía repitiendo la misma frase una y otra vez por el capricho de un realizador que pensaba que aquello era la mar de divertido— y le dio un pescozón a su nieto. Continue reading “Reto 21/52 – La caja de madera, parte 2”