Reto 3/52: Picnic con la Muerte

muerte_top

Bunnywind llevaba ya tanto tiempo corriendo que se había hasta olvidado de hacia donde corría.

Lentamente, con la lengua fuera, se volvió: nada.

—La he vuelto a dar esquinazo—suspiró con alivio, dejándose caer en el suelo—, menos mal…

A su lado se detuvo su equipaje, un gran arcón de madera que, tras darle un lengüetazo cariñoso, escondió sus decenas de patitas y cientos de dientes agudos y afilados dejándose caer a su lado de forma inocente.

Bunnywind se atusó sus largas orejas con pereza, sintiendo la caricia del sol, y por primera vez se permitió mirar a su alrededor con tranquilidad. Estaba en una pradera casi infinita. Aquí y allá se veían los típicos corrillos de comerciantes hurones, los carneros y las vacas granjeros, algunos juguetones pájaros que iban de grupo en grupo dando un poco por culo.

Continue reading “Reto 3/52: Picnic con la Muerte”