Reto 33/52 – Karma (parte 5)

karma-top

Ese hombre fue el profesor de Ramón cuando tenía nueve años. Se llamaba Raimundo, y fue, de largo, el profesor que más odió en Su vida estudiantil. No solo le odió: le temió, más que a nada en el mundo. Fueron muchos los años en los que tuvo que sufrir su presencia diaria, sus “juegos”. Demasiados. Hasta que el mismo Ramón puso fin a la particular tortura a la que le sometía.

Porque si, Raimundo fue la primera víctima de Ramón.

Se estremecía ahora bajo el peso de los ojos casi negros de la mujerona desnuda de la misma forma que el pequeño Ramón de nueve años se estremecía bajo el peso de los ojos casi negros de su profesor cada mañana.

—Ramón, Ramón, Ramón —empezaba a canturrear siempre que lo veía al final del pasillo, acercándose a él con pasos rápidos y una sonrisa leve en la comisura de los labios. Continue reading “Reto 33/52 – Karma (parte 5)”

Reto 13/52 – Ceras afiladas

ceras-top.png

La agente Robles volvió a leer el pequeño trozo de papel arrugado, protegido en el interior de una bolsa de pruebas. Luego miró al detenido, un profesor delgado, mal afeitado, que rondaría la cincuentena. Estaba sentado en la parte trasera del furgón policial, en espera de que sus compañeros terminasen de realizar su trabajo con la recogida de indicios para trasladarlo a la comisaría. Volvió a leer la nota por tercera vez. Volvió a mirar al profesor. Suspiró.

—¿Y dice que no sabe quién le enviaba estas notas? ¿Ni a qué se referían?

—No, señor. No, no tengo ni idea. Ni de lo uno, ni de lo otro.

—“Sé que fuiste tú, profe. Te vi hacerlo. No creas que no lo contaré.”

El profesor de estremeció levemente al escuchar el contenido de la nota. Era un pequeño papel mal cortado, con grandes letras escritas con ceras de diferentes colores. Continue reading “Reto 13/52 – Ceras afiladas”